País de gente joven con una política vieja

jovenes
En las 32 entidades federativas de los Estados Unidos Mexicanos dieron arranque oficialmente las campañas electorales donde se elegirán Diputados Federales, y por medio de las cuales se renovará la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Este tipo de elección es también conocida como la “intermedia”, por llevarse a cabo a mitad del periodo presidencial. En 9 entidades federativas habrá a la par elecciones locales de Gubernaturas, Alcaldías y Congresos Locales.

Lo peculiar de estas elecciones federales es que además de la participación de los 7 partidos políticos con registro nacional que ya conocemos, (PRI, PAN, PRD, Verde Ecologista, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y PT); 3 más debutarán, (MORENA, Humanista y Encuentro Social); y se sumarán a todos ellos, por primera vez en la historia, las candidaturas independientes de partidos políticos.

Todo en política es coyuntural, y esta vez no es la excepción. Es el tercer año del Gobierno de la República que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto, la mitad de su sexenio, por lo cual, los resultados serán de vital importancia para fortalecer o debilitar su cuestionado gobierno, así como para definir las sucesiones de poder en las distintas regiones del país en los próximos años.

El papel de los jóvenes será determinante en esta elección. Hay inconformidad y los de arriba lo saben. En los últimos años se han abierto algunas oportunidades dentro de la política para la juventud, sin embargo, para mal de nuestro sistema la meritocracia no siempre impera.

Aún así, ciertos jóvenes día a día luchan por manifestarse, proponer, participar, dirigir, crear e innovar. Mientras, algunos otros aún siguen dormidos y sumidos en la banalidad y la apatía. De cualquiera manera, para esta generación no cabe duda de que se cuenta con una herramienta poderosa que es el internet, el cual se ha vuelto un desafío para los gobernantes y las maneras tradicionales de gobernar, comunicar y procesar las demandas ciudadanas.

Por cierto, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), México actualmente cuenta con una población de jóvenes de los 12 a 29 años de casi 38 millones, lo cual representa el 32% de la población total, un tercio de la población del país. Más pronto que tarde, esta juventud será el motor del país, sumados a los millones de jóvenes para los cuales la edad no es el factor determinante.

Para el joven común que no estudia ni es graduado en ciencias sociales o en humanidades resulta desfasada la ancestral división ideológica política entre izquierdas y derechas.

Por ejemplo, el Nacionalismo Revolucionario es algo anacrónico, old fashioned.
La Revolución Mexicana y los gobiernos postrevolucionarios son algo que, además de alguna vez haberlo estudiado en clases de historia, acaso solamente lo han escuchado de las anécdotas de sus padres, tíos o abuelos.

De los liderazgos de la izquierda del país, los más representativos son disidentes del Nacionalismo Revolucionario oficial, los demás tienen origen en corrientes comunistas, socialistas o socialdemócratas, y los menos, son voces combativas de grupos guerrilleros que luchan en contra del sistema de dominación capitalista y su status quo.

El ala dura de la izquierda mexicana tiene matices estalinistas, anclada en la eterna lucha de clases de siglo XIX, lo cual es algo muy distante para los jóvenes de la actualidad. La Rusia comunista de Stalin y de Lenin, de igual manera, solamente ha sido estudiada en libros de textos de historia universal, la mayoría de las veces muy someramente.

Un sector de la derecha mexicana es de tintes fascistas. La idea que tenemos cuando se habla de derechas o de fascismo es la de los gobiernos totalitarios al estilo de Franco, Mussolini y Hitler, y vienen a nuestras mentes dichos sistemas de gobierno que defendieron ideas retrógradas, de siglo XX, por no irme más lejos a La Santa Inquisición. No son pocas las expresiones de los “ultras” que se han manifestado a favor de instaurar un régimen de ese estilo en nuestro país.

Lo que se alcanza a ver dentro de cualquier partido político es una lucha por perpetuar intereses y privilegios por encima de cualquier visión de Estado. En el ejercicio del poder se recurre de igual manera a políticas neoliberales que benefician a unos pocos, los mismos de siempre, o por políticas populistas que solamente fomentan el paternalismo, pero lamentablemente nadie representa una política progresista, liberal y vanguardista, de nuevo milenio.

Así las cosas, a manera muy general esto es lo que los principales partidos políticos en México representan, más allá de las mal gastadas palabras de democracia, justicia social, igualdad, progreso, desarrollo, modernidad, cambio y transformación que son prostituidas por todos por igual, no sin omitir los mismos vicios y prácticas que en estos tiempos prevalecen ante la lucha de ideas.

Y es en este mosaico ideológico político mexicano que cabe hacernos bastantes preguntas.

¿Estaremos condenados a votar como lo hicieron nuestros padres y nuestros abuelos por el menos peor?

¿Debemos participar dentro de los partidos políticos ya existentes, sin importar ser carne de cañón y además tener que hacer fila detrás de tantos juniors, achichincles y demás?

¿Con qué partido político se identificarán más los jóvenes?

¿Cuál llenará más las expectativas de vida que el ciudadano de siglo XXI exige?

Si no es con ninguno, ¿serán las candidaturas independientes un buen mecanismo para desfogar un poco el descontento hacia un sistema que poco nos representa?

¿Será el camino participar dentro de organizaciones civiles y no gubernamentales para ir fortaleciendo la escasa cultura de equilibrios y contrapesos en nuestra sociedad?

¿Es pertinente el surgimiento de partidos nuevos menos verticales, con una propuesta más fresca y adecuada a los nuevos tiempos?

¿O qué más se te ocurre?

Tal y como Carlos Fuentes en una entrevista con Carmen Aristegui en el año 2012 expresara, “México es un país de gente joven con una política vieja.” Y eso pronto tiene que cambiar.


Jorge Miller

Posted in La Res Pública | 2 Comments

Sobre la Revolución

Revolution-Love

 

“Cada vez nos convencemos más de la necesidad de que los verdaderos revolucionarios reconozcan en la revolución un acto de amor, en tanto es un acto creador y humanizador. Para nosotros, la revolución que no se hace sin una teoría de la revolución y por lo tanto, sin conciencia, no tiene en esta algo irreconciliable con el amor. Por el contrario, la revolución que es hecha por los hombres es hecha en nombre de su humanización.

¿Qué lleva a los revolucionarios a unirse a los oprimidos sino la condición deshumanizada en que estos se encuentran? No es debido al deterioro que ha sufrido la palabra ‘amor’ en el mundo capitalista que la revolución dejará de ser amorosa, ni que los revolucionarios silencien su carácter biófilo. Guevara, aunque hubiera subrayado ‘el riesgo de parecer ridículo’, no temió afirmarlo: «Déjeme decirle —declaró, dirigiéndose a Carlos Quikano—, a riesgo de parecer ridículo, que el verdadero revolucionario está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad».”
Paulo Freire, La Pedagogía del Oprimido

Posted in Uncategorized | Tagged , , | Leave a comment

You the people have the power

Posted in Elementos de catarsis | Tagged , , | Leave a comment

Un pálido punto azul

bluedot

“El más distante punto… así, tal vez no tenga particular interés, pero para nosotros es diferente.

Consideremos nuevamente este punto. Eso es aquí, Es nuestro hogar. Eso somos nosotros. En él estan todos los que amamos, todo los que conoces, todos de quiénes haz oído hablar, y todos los seres humanos, quienes fueran que han vivido sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilizaciones, cada rey y cada campesino, cada joven pareja de enamorados, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí: en una mota de polvo suspendida en un rayo de Sol.

La Tierra es un muy pequeño escalón en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre derramados por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueles visitas que los habitantes de una esquina de ese pixel hicieron contra los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuecia de sus malentendidos, la impacienacia por matarse unos a otros, la generación de fervientes odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la falsa ilusión de tener una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este pálido punto de luz.

Nuestro planeta es una mota solitaria en la inmensa oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro cercano, al cual nuestra especie pudiera migrar. ¿Visitar?, Sí. ¿Establecerse? Aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.

Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de la soberbia humana que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar y cuidar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido.”
Carl Sagan

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Krishnamurti: El problema de la Libertad

000-j--krishnamurti---the-transformation-of-man--f120164
“¿Qué significa ser libre? ¿Es la libertad una cuestión de hacer lo que nos convenga, de ir adonde nos guste, de pensar lo que queramos? Esto es lo que de cualquier modo hacemos. ¿Significa ser libre el tener meramente independencia? Muchas personas en el mundo son independientes, pero muy pocas son libres. La libertad implica una gran inteligencia, ¿no es así? Ser libre es ser inteligente, pero la inteligencia no adviene simplemente porque uno desee ser libre; la inteligencia surge sólo cuando comenzamos a comprender todo el ambiente que nos rodea, las influencias sociales, religiosas, tradicionales, familiares que están cercándonos continuamente. Pero comprender las múltiples influencias – la influencia de nuestros padres, la de nuestro gobierno, la de la sociedad, la influencia de la cultura a que pertenecemos, la de nuestras creencias, nuestros dioses y supersticiones, la influencia de la tradición a la que nos amoldamos irreflexivamente -, comprender todo esto y librarse de ello requiere profundo discernimiento: pero por lo general nos rendimos a estas influencias porque internamente estamos atemorizados. Nos atemoriza no tener una buena posición en la vida; nos atemoriza lo que dirá nuestro sacerdote; tenemos miedo de no estar siguiendo la tradición, de no hacer lo correcto. Pero la libertad es realmente un estado mental en el que no existen el miedo ni la compulsión ni el apremio de la seguridad.

Casi todos queremos sentirnos seguros, ¿no es así? ¿Acaso no deseamos que se nos diga qué personas tan maravillosas somos, qué hermosos nos vemos, o qué inteligencia extraordinaria tenemos? De otro modo no pondríamos siglas a continuación de nuestros apellidos. Todo ese tipo de cosas nos brinda confianza en nosotros mismos, nos da una sensación de ser importantes. Todos deseamos ser personas famosas – y en el momento en que deseamos ser algo, ya no somos libres.

Por favor, vean esto, porque es la verdadera pista hacia la comprensión del problema de la libertad. Tanto en este mundo de los políticos, el mundo del poder, de la posición y la autoridad, como en el así llamado mundo espiritual – donde uno aspira a ser virtuoso, noble, santo -, en el momento en que deseamos ser “alguien”, ya no somos libres. Pero el hombre (o la mujer) que ve el absurdo de estas cosas y cuyo corazón es por ello inocente y, en consecuencia, no está movido por el deseo de ser “alguien”, ese hombre es libre. Si ustedes comprenden la sencillez de esto, también verán su extraordinaria belleza y profundidad.

Después de todo, los exámenes tienen ese propósito: darnos una posición, hacer que uno sea “alguien”. Los títulos, la posición y el conocimiento nos estimulan para que seamos alguna cosa especial. ¿No han advertido cómo sus padres y maestros les dicen que uno tiene que “llegar a algo” en la vida, que debe tener éxito, como lo tuvo el tío de uno o el abuelo? O que uno debe tratar de imitar el ejemplo de algún héroe, de ser como los maestros, los santos; y así jamás son ustedes libres. Ya sea que sigan el ejemplo de un gurú, de un santo, de un maestro o de un pariente, o se adhieren a una tradición en particular, todo eso implica de parte de ustedes una exigencia de ser algo o alguien; y es solamente cuando comprenden este hecho que hay libertad.”

Jiddu Krishnamurti

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Candidaturas independientes

candidaturas-independientes

Las candidaturas independientes es un tema en boga en México, sin embargo, aunque parezca una figura novedosa, de 1824 a 1911, ante la inexistencia jurídica de los partidos políticos, todas las candidaturas electorales fueron formalmente ciudadanas, luego ambas coexistieron hasta 1946, año en que se confirió a los partidos la exclusividad para postular candidatos a los diferentes cargos de elección popular.

De acuerdo a datos comparados de ACE Project “The Electoral Knowledge Network”, actualmente de un universo de 224 países analizados, 89 prevén las candidaturas independientes en su legislación, tanto para elecciones presidenciales como legislativas, 69 para elecciones de la cámara baja, 18 para la cámara alta, 27 únicamente para las elecciones presidenciales y sólo 21 países no las permiten.

En México, desde que el Congreso de la Unión en el 2013 reformó los artículos 35, 116 y 122 constitucionales para incluir el derecho de los ciudadanos para solicitar un registro en forma independiente, obligó a los Congresos Locales a avalar dichas reformas constitucionales e incorporar tal derecho a las legislaciones electorales estatales. 

Hay estados más avanzados en la materia que otros, ya que algunos no solamente avalaron las mencionadas reformas sino que cuentan con la Ley Reglamentaria que las regula, inclusive en Zacatecas hubo un candidato independiente que ganó una alcaldía en el reciente proceso electoral. En Sinaloa, en el mes de septiembre del presente 2013, apenas se dio el primer paso de aprobar reformas a la Constitución Local para incluir las candidaturas independientes.

Este tema no es siquiera una cuestión de agendas ideológicas, aquí no se trata de derechas ni de izquierdas sino de derechos humanos y democracia. Las candidaturas independientes solamente son la punta de lanza para abordar una reforma política más integral que ahorita ya está en discusión en el país, con muchos temas de igual o mayor importancia como lo son el plebiscito, el referéndum, la revocación de mandato, la reelección de alcaldes y diputados, la segunda vuelta presidencial, los presupuestos participativos, la descentralización política y administrativa de los municipios, la democracia interna en los partidos políticos, entre otros. Temas que su interés central reside en la necesidad de encontrar instrumentos que permitan y sobretodo fomenten el empoderamiento ciudadano, a través de una democracia más participativa que representativa.

La cuestión no es estar en contra de los partidos políticos ni pugnar por la desaparición de ellos, ya que dentro del sistema electoral que vivimos han tenido un rol importante para la construcción de la democracia y las instituciones, pero actualmente han sido la única vía para acceder al poder.

Todos los partidos políticos mexicanos, sin excepción, han mostrado los mismos vicios, cada uno a distintas magnitudes, pero nadie se salva, ninguno representa vanguardia alguna. Todos se han vuelto mafias burocráticas que más que representar el interés ciudadano representan intereses facciosos corporativos y económicos. Las candidaturas independientes es un gran primer paso a la apertura democrática de buenos cuadros sin pasar por el filtro de los partidos. Habrá que estar muy atentos a la ley secundaria que las regulará, sobre todo a los requisitos y candados que se implementarán.

Las candidaturas independientes son solamente una alternativa para terminar con el monopolio de acceso al poder que los partidos políticos representan en la actualidad. No son la panacea y tendrá que legislarse minuciosamente para establecer las mejores condiciones, requisitos y candados.

Por ello hay que celebrar su aprobación en Sinaloa, mas siempre conscientes de los riesgos que representa abrir la puerta a candidaturas sin el soporte de una correcta regulación que tenga como base mecanismos que generen mayor equidad, igualdad y transparencia. Esta nueva opción de acceso al poder oxigenará el sistema político, ya que por un lado habrá nuevas alternativas para la ciudadanía pero también obligará a los partidos políticos a renovarse, a mejorar en su interior para poder proyectar una mejor imagen al exterior.

Es tarea de los organismos de la sociedad civil, ya sean empresariales, sociales o académicos el ejercer presión ante el Congreso Local para que se legisle en la materia lo más pronto posible, cuestión que muy probablemente corresponderá a la próxima legislatura que inicia formalmente en diciembre, ya que se antoja difícil que quienes van de salida retomen tal tema, a pesar de la importancia que merece. 

Jorge Miller

Posted in La Res Pública | Leave a comment

Hay que empezar a batallar

Dentro de mil años, la humanidad se preguntará: ¿Cómo es posible que si hombres como éste hablaron en la Asamblea de la ONU no los hayamos escuchado? Tal vez, incluso tus descendientes se lo pregunten.

Ostraca

Posted in Uncategorized | 1 Comment