Global Change

Se respira un aire de revolución mundial. En los últimos meses Wikileaks reveló una serie de información clasificada militar y diplomática de los distintos gobiernos del mundo, Anonymus ha hecho declaraciones a través de la red y también ha hackeado algunos sistemas de gobiernos y corporaciones.

Recientemente ha habido movimientos sociales para derrocar dictaduras en Medio Oriente y el norte de África, salieron a las calles los indignados de España y se han originado diversas protestas en varios países de Europa. El movimiento estudiantil en Chile se convirtió en movimiento social. En México surge el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.  Ahora se expanden los indignados en las plazas y calles de distintas ciudades de Estados Unidos y próximamente en todo el planeta.

Sin duda, la tecnología ha sido una herramienta poderosa en distintas dimensiones para cada una de las manifestaciones y movimientos. La verdadera potencia radica en las masas y en la capacidad que tienen éstas de organización gracias a las redes sociales, unido al descontento general por la ausencia de representación que siente la ciudadanía con sus gobernantes, al recorte de presupuestos en materia social, educativa y de salud, la falta de oportunidades laborales, la inseguridad, así como las primordiales demandas de democracia real y libertad de expresión.

El enemigo en común es el sistema financiero, económico y político que privilegia a una pequeña minoría, las grandes corporaciones, el verdadero gobierno mundial que dicta las políticas a los gobiernos de cada país, un enemigo a veces impalpable, sutil pero muy voraz. El sistema de mercado donde cada humano es tratado como una mercancía, como mero producto está agotándose.

La humanidad despierta, más allá de un desahogo de la rutina y de las injusticias tiene que ser el inicio de un despertar colectivo, del surgimiento de organizaciones civiles, no gubernamentales, movimientos y asociaciones diversas que comprendan que los verdaderos cambios se dan con la presión que se ejerce desde fuera del sistema.

Veremos a qué da pie el movimiento de este 15 de octubre que se está convocando a través de las redes sociales en cada una de las plazas y calles de distintas ciudades del mundo. Mientras, en México, nos acercamos a las próximas elecciones federales del 2012 y la reforma política sigue atorada, al igual que otras muchas reformas importantes para el país.

Jorge Miller

Advertisements
This entry was posted in La Res Pública. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s